Historia



El Carnaval de Oruro se origina en las ancestrales invocaciones andinas a la Pachamama (Madre Tierra), al Tío Supay (Diablo) del paraje minero y a la Virgen de la Candelaria. Su onda, espiritualidad y magnetismo se ha gestado en cinco grandes períodos:

El primero, se extiende desde la aparición de la imagen de la Virgen de la Candelaria en 1789, y su revelación posterior en una cueva del cerro “Pie de Gallo”.

En el segundo período, los mineros, ante el descubrimiento de la virgen resuelven reverenciarla durante tres días al año desde el sábado del carnaval, usando disfraces a semejanza del diablo al ritmo de una cautivante música. Desde entonces realizan la Entrada de Cargamentos y Ceras, con ornamentos regionales, presentes de plata para la Patrona, viandas y bebidas.

En el tercer período, 1900 a 1940, irrumpen las primeras Comparsas o Fraternidades devotas de la Virgen como tropas de Diablos, Morenos y Tobas para enfilar hacia la antigua Capilla del Socavón extasiados de Chicha y Alcohol. En ese tiempo no participaban niños ni mujeres.

En el cuarto período, 1940 a 1980, reavivando prejuicios, empleados del comercio, la banca, maestros y hasta un militar se unieron al Carnaval y marcaron innovaciones a los futuros rumbos de la original Entrada.

En el quinto período, que data desde la década de los 80 hasta nuestros días, se vive un período de esplendor con la espectacular presentación de la mujer, el despliegue de trajes y derroche de belleza juvenil. Por primera vez en este período se elaboró el estudio técnico para gestionar ante la UNESCO la declaratoria del Carnaval Orureño como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, título que fue otorgado finalmente el 18 de Mayo de 2001.

En Oruro se asiste al ritual de los DIOSES DOMADOS, Ángeles y Demonios, ostentan por varios días descomunal fortaleza, embriagados por el poder y deseo de someter al bien o al mal. Bacanal espectáculo de grandeza se ve, se vive, se es, cuando apenas se deshila el telar de nuestra cultura, para mostrarse orgullosa de ser la Capital del Folklore de Bolivia y Patrimonio de la Humanidad.





Virgen del Socavón


Cuando se pregunta a cualquier danzarín su motivación para participar del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, mencionan la fe y devoción a Nuestra Señora del Socavón, que es lo que hace nacer esta festividad con creyentes en todas partes del país y a nivel internacional.

Según la leyenda, la imagen fue encontrada en un socavón del cerro Pie de Gallo y a sus pies un devoto sin vida, a quien la Virgen le había cuidado en su agonía. Los mineros la adoptaron como su protectora y cada época de Carnaval bailaban a su devoción.

Otra historia cuenta que Nuestra Señora del Socavón habría defendido al pueblo Urus de las plagas enviadas por el semidios Huari, quien buscaba sumergir en la oscuridad a las personas, pero la luz de la Virgen Candelaria los salvó con sus bendiciones.

Por varios siglos, miles de devotos danzantes realizan su peregrinación para conseguir su bendición, por lo que realizan una promesa de bailar por tres años, claro que algunos bailan por mucho más tiempo.



Conjuntos folklóricos



Especialidades



Mil danzarines aprox.



Mil visitantes aprox.